-21 noviembre 2019-

El segmento de los Recursos Humanos ha experimentado una profunda transformación, al calor de la digitalización de las empresas, la irrupción transversal en las empresas del Big Data o el avance tecnológico.

Una oficina, departamento u organización no funcionan hoy del mismo modo que en los noventa o en los 2.000 y por ello, también se demanda una figura profesional de Recursos Humanos muy diferente a la que existía hace años.

No basta con tener software puntero disponible o actualizar la compañía con las últimas aplicaciones: la tecnología es un medio pero no el fin. El objetivo debe ser captar y retener talento, formar un equipo especializado, de la máxima calidad y con un rendimiento y satisfacción óptimos y mejorar los resultados con la ayuda inestimable que nos brindan instrumentos como People Analytics.

7 habilidades de un buen responsable de Recursos Humanos

Un profesional de Recursos Humanos en 2019 sabe que los datos son una poderosa herramienta de análisis para mejorar la cultura corporativa y optimizar la gestión de su personal. Como dijo Jim Collins, “una gran visión sin grandes personas es irrelevante”.

Entre las skills o competencias específicas más importantes para aprovechar el Big Data y ostentar un liderazgo que se empape del talento y encuentre a los empleados mejor capacitados se encuentran las siguientes.

  • Visión de negocio con perspectiva: El punto de mira y el olfato para el negocio son fundamentales. Las herramientas predictivas, el análisis de posibles escenarios a corto, medio y largo plazo o la medición del desempeño de cada integrante del equipo ayudarán a encaminar el proyecto en la dirección adecuada.
  • Análisis profundo de los datos: Sin una mirada crítica y una honda vocación analítica los datos se quedan en meros números y cifras. Precisan de una persona experta capaz de interpretarlos y extraer valor de ellos, usando gráficos y storytelling en las presentaciones para mostrar las conclusiones de modo creativo, claro y útil.
  • Organización: El orden y la capacidad organizativa son rasgos diferenciales de un buen gestor. Sin ellos es imposible fraccionar el trabajo en proyectos, asignar tareas, garantizar un buen manejo del feedback o pautar entregables.
  • Escucha: Combinar el valor de los datos con la escucha activa, la empatía y la asertividad hacia los empleados es una herramienta clave para diseñar un liderazgo moderno, inclusivo, horizontal y abierto que haga de cada equipo un espacio de constante cooperación, aprendizaje colectivo y desarrollo de las competencias y habilidades individuales.
  • Agilidad y versatilidad: Usar People Analitycs requiere de personas ágiles que hagan malabarismos con cantidades masivas de información para hallar las tendencias, conexiones y patrones que cada proyecto necesita para corregir errores, avanzar y retener al profesional más cualificado.
  • Foco: Un responsable excelente de RR.HH sabe realizar las preguntas correctas antes de buscar las pertinentes soluciones entre los datos obtenidos con ayuda de la tecnología. Confiar en el instinto, no confundir correlación con causalidad o estimularse ante las historias que cuentan los datos resulta imprescindible.
  • Orientación a la acción: Saber qué hacer con los resultados proporcionados por los datos obtenidos es esencial para la profesión. Orientar los datos a la acción permite pasar de la teoría a la práctica, marcando la diferencia en el buen uso de la tecnología de la IA, el Big Data o el software colaborativo. 

-RELACIONADAS-



¿Te ayudamos?

Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo para solucionar tus dudas.





* Debe aceptar las condiciones legales

  • International Recognition
  • Skills for Employment
  • Flexibility
  • Quality Assurance
  • Your Personal & Professional Needs
+34 696 14 03 48